Liceo Radomiro Tomic en Calama bautiza su nuevo laboratorio de ciencias en honor a Cristina Dorador, investigadora titular CeBiB

El establecimiento educacional de la ciudad de Calama rindió homenaje a la investigadora por su destacado aporte a la ciencia y a la región.

Por Paz Martínez

“Fue una de las ceremonias más importantes que se han realizado en el liceo”. Así describe Luis Lecaros, director del Liceo Radomiro Tomic de Calama, la ceremonia inaugural de las nuevas dependencias para trabajo de investigación de la Academia de Ciencias de la institución, bautizado como “Laboratorio de Ciencias Ph. D. Cristina Dorador Ortiz.

Las nuevas instalaciones recibieron el nombre de la investigadora titular del CeBiB y profesora asociada en la Universidad de Antofagasta, a modo de agradecimiento por el constante apoyo que ha prestado a los niños de ese establecimiento.

El reconocimiento fue una sorpresa para la investigadora, quien visitó el liceo para dar una charla sobre ecología microbiana. “La trajimos engañada y la verdad es que resultó bastante emotivo. La ciencia es nuestra carta de presentación y este homenaje busca destacar el trabajo de la mujer en Chile, en la ciencia y en la región”, comentó el director.

La doctora Cristina Dorador confesó que aún está muy emocionada por el homenaje realizado por el Liceo Radomiro Tomic. “Me conmovió el hecho de que quisieran resaltar y reconocer a sus referentes locales; generalmente las academias se llaman Luis Pasteur o Albert Einstein, que son científicos que dejaron su legado, pero son modelos menos tangibles”, agregó la investigadora.

Por su parte, Luis Lecaros destaca el apoyo incondicional que ha encontrado la Academia de Ciencias del liceo en la Universidad de Antofagasta y en PAR Explora de CONICYT Antofagasta, institución a través de la cual conocieron a la doctora Dorador.

Gladys Hayashida, directora de Explora Antofagasta, resaltó “el empeño que han puesto los niños del liceo en hacer investigación, pues han logrado dejar bien el nombre de la región tanto en Chile como en el extranjero”. Hayashida recalcó también la importancia de este homenaje: “Es un hito muy importante y que está marcando un precedente, ya que los profesores de ciencias se están convirtiendo en referentes a nivel nacional para las nuevas generaciones, lo que contribuye a una mayor motivación y valoración de la ciencia”.

Para Dorador, el rol social que cumple la academia liderada por José Rojo, profesor de Química del liceo, es un ejemplo a seguir en Chile: “El Liceo Radomiro Tomic es el segundo más vulnerable de la región. El trabajo que han realizado en ciencia escolar es tremendamente importante para el desarrollo integral de los niños, el que no solamente suple con contenido científico, sino que fortalece el desarrollo de otras capacidades como el trabajo en equipo o el pensamiento crítico”, finalizó.