Director de CeBiB y Premio Nacional de Ciencias recalca la importancia de aumentar presupuesto destinado a ciencia, tecnología e innovación

En conferencia de prensa en la que participaron Premios Nacionales de Ciencia y que fuese liderada por el senador Guido Girardi, los investigadores destacaron que Chile invierte seis veces menos que el promedio de la OCDE en estas áreas que son claves para el desarrollo de nuestro país.

Por Paz Martínez

Uno de los grandes pendientes que tiene nuestro país para alcanzar el tan anhelado desarrollo, es un aumento importante en la inversión que el Estado realiza en Ciencia, Tecnología e Innovación (C&T+I). Comprometido con este propósito, el director del Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB), doctor Juan Asenjo, junto a otros Premios Nacionales de Ciencias, participaron en una conferencia de prensa liderada por el senador PPD, Guido Girardi, en la que se criticó el presupuesto 2018 destinado a CyT.

Actualmente, nuestro país destina el 0,4% de su Producto Interno Bruto (PIB) a desarrollo científico y tecnológico, seis veces menos que el promedio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y que corresponde al 2,5%. Esta cifra es, incluso, baja en comparación con los países emergentes que ven en esta área un valor estratégico.

“Chile tradicionalmente exporta materias primas minerales, casi el 50% de las exportaciones de nuestro país es mineral de cobre, ni si quiera cobre refinado. Todos los países que han dado el salto al desarrollo lo han hecho a través de CyT y es por eso que una mayor inversión nos va a permitir -—en unos años más-— en vez de exportar minerales, vamos a exportar inteligencia”, enfatizó el doctor Asenjo.

Ya en el año 2013, la Academia Chilena de Ciencias, en ese período presidida por el Dr. Asenjo (2010-2016), publicó un documento en el que hacen análisis exhaustivo a la integración de Chile a la Sociedad del Conocimiento en donde la inversión cumple un rol fundamental para el desarrollo de nuestro país.

En esta línea, el documento consigna que “la calidad de la Ciencia y la Tecnología en Chile es la mejor en Latinoamérica y varias áreas son de primer orden”. Asimismo, ambas -junto con la innovación- “tienen un potencial de crecimiento y consolidación en el corto y mediano plazo. Sin embargo, para conseguir este objetivo es necesario invertir en torno al 1% del PIB, que debería alcanzarse en 4 años”.

Esta propuesta es solo la base de una serie de medidas de que apuntan a potenciar la I+D en Chile, a las cuales se debe sumar la incorporación de investigadores jóvenes, la multiplicación de la capacidad científica de excelencia y la cooperación internacional y redes científicas.