Destacada participación de CeBiB en Fiestas de la Ciencia Explora CONICYT en Antofagasta y Santiago

Santiago y Antofagasta son las ciudades donde CeBiB presentó con su muestra interactiva “Cazadores de tesoros tecnológicos”, la cual fue visitada por millones de personas.

Por Paz Martínez

Con una muestra educativa totalmente hecha a mano y con materiales de descarte, el Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB) participó en la celebración de la XI Fiesta de la Ciencia y la Tecnologíaorganizada por el Programa Explora Región Metropolitana Sur Oriente, de Conicyt, el 7 y 8 de octubre en el Parque Metropolitano. Este año al evento asistieron más de 11 mil personas y estuvo dedicado a los océanos. En este contexto, el CeBiB preparó la muestra “Cazadores de tesoros biotecnológicos”, en la cual los asistentes recorrían un circuito en el que debían descubrir los tesoros biotecnológicos de distintos organismos marinos, siguiendo -de manera intuitiva- algunos pasos clave en la investigación científica: identificación y caracterización, estudio genómico y metabolómico y análisis del potencial aplicativo.

La muestra se estrenó en la II Fiesta de la Ciencia de Antofagasta, actividad organizada por el PAR Explora Antofagasta, de la cual CeBiB es co-organizador, junto con nuestra institución asociada, la U. de Antofagasta. A la muestra asistieron más de 4 mil personas que pudieron disfrutar y aprender con más de  30 stands, 5 charlas científicas, 12 talleres y muestras interactivas de diversas temáticas.

La exhibición de CeBiB en esta ciudad tuvo como fin dar a conocer las líneas de investigación de los científicos de CeBiB en la U. de Antofagasta, a través del equipo liderado por la investigadora titular Cristina Dorador y la investigadora asociada Martha Hengst, en la U. Católica del Norte. Es por ello que la muestra estuvo enfocada en dar conocer los productos de interés que se pueden obtener a partir del estudio de microorganismos de ambientes extremos, como el Desierto de Atacama. En particular, se abordó a la bacteria Rhodobacter sp, que vive y se adapta a distintos ecosistemas extremos y que es resistente a la radiación UV.

“Es importante que la sociedad en Antofagasta conozca el valor que tiene la biodiversidad microscópica de nuestro desierto, la que puede esconder respuesta a múltiples problemas de interés del ser humano y, además, seguir siendo estudiado como ejemplo de un ecosistema análogo al de otros planetas, como Marte”, señala la investigadora titular, Cristina Dorador.

En este evento, que se llevó a cabo desde el 29 de septiembre al 2 de octubre, la directora de Comunicaciones del CeBiB, Noemí Miranda, impartió la conferencia de “¿Y por qué tengo que saber de ciencia?”, con la que se buscó -en clave coloquial y cercana a la audiencia- compartir la importancia que tiene para la ciudadanía conocer temas que tienen impacto en su vida cotidiana en áreas que van desde la salud al medio ambiente. “Las personas que se plantean interrogantes y buscan respuestas en la ciencia son capaces de opinar y decidir de manera informada. Los centros que generan conocimiento científico deben abrir sus puertas a la sociedad y acoger sus inquietudes”, indicó la periodista.

Para la Región Metropolitana, CeBiB preparó dos circuitos basados en las investigaciones de científicos de la Universidad de Chile, de la Universidad de la Frontera y de la Universidad de Los Lagos. Por un lado, los asistentes pudieron conocer a la bacteria Salinispora tropica y sus promisorios compuestos, con los que se espera desarrollar antibióticos y anticancerígenos. Por otro, exploraron la riqueza de las macroalgas y los productos -como potentes antioxidantes– que se pueden obtener de la Macrocystis pyrifera (huiro).

El objetivo de esta muestra es que profesores e investigadores comprueben que se puede enseñar ciencia de forma simple y con materiales que están a la mano de cualquier persona, acercando de manera concreta y sencilla la ciencia a niños, jóvenes y adultos.