Tesis doctoral de investigadora CeBiB profundiza línea de trabajo en terapia génica contra el alcoholismo

“Producción y purificación de vectores adenovirales y adenoasociados para terapia genética contra el alcoholismo” se titula la tesis con que Alicia Lucero accedió al grado de Doctora en Ciencias de la Ingeniería, mención Ingeniería Química y Biotecnología, el pasado 16 de diciembre de 2016. La investigación, realizada en el Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB),

“Producción y purificación de vectores adenovirales y adenoasociados para terapia genética contra el alcoholismo” se titula la tesis con que Alicia Lucero accedió al grado de Doctora en Ciencias de la Ingeniería, mención Ingeniería Química y Biotecnología, el pasado 16 de diciembre de 2016.

La investigación, realizada en el Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB), tuvo como guías a los académicos del Departamento de Ingeniería Química y Biotecnología (DIQBT), Barbara Andrews y Juan Asenjo. El doctor Asenjo es también director del CeBiB.

Por su parte, la comisión evaluadora estuvo conformada por los académicos Oriana Salazar y Ziomara Gerdtzen, ambas investigadoras CeBiB y académicas del DIQBT. Como profesor externo estuvo el doctor Pablo Caviedes, líder en el campo de la investigación con líneas celulares.

Alicia forma parte de un grupo de académicos e investigadores del CeBiB que se encuentran ahondando en la optimización de la terapia génica contra el alcoholismo desarrollada por el doctor Juan Asenjo y la doctora Barbara Andrews.

 

 

Apoyados por financiamiento FONDEF, la terapia ya ha sido probada con éxito en su etapa preclínica. Funciona en base a la utilización de vectores virales que inhiben la degradación del alcohol en el cuerpo, generando una reacción adversa (náuseas, taquicardia y/o vómito) en el usuario, y una fuerte disminución en el consumo.

La investigación de Alicia Lucero buscó analizar vías para la potencial optimización de la producción de la vacuna, utilizando otros vectores virales que simplificasen el proceso. “La idea a futuro es ahorrar tiempo, recursos y facilitar la escalabilidad, siempre pensando en esta aplicación a un nivel industrial”, relata la investigadora.

Además, buscó utilizar otros métodos para purificar el virus que pudieran ser también escalables, en particular usando cromatografía. “Los pasos siguientes serían utilizar los virus purificados para comprobar su acción terapéutica y luego empezar a escalar el proceso. Estas son líneas de investigación en las que es posible seguir ahondando en el futuro”, agrega Alicia.

La nueva doctora del DIQBT hizo sus estudios de pregrado en la Universidad de Chile, obteniendo con anterioridad el título de Ingeniera Civil Mención Química y Biotecnología.