Innovador proyecto busca usar microorganismos extremófilos para estabilizar el arsénico como residuo

Una alianza entre la ciencia chilena y la industria minera permitió el surgimiento de un innovador proyecto entre la U. de Chile y EcoMetales, que permitirá contribuir a la estabilización del arsénico como escorodita, la forma más estable de disposición de este compuesto tóxico, de acuerdo con el estado del arte. Pero la baja en las leyes de

Una alianza entre la ciencia chilena y la industria minera permitió el surgimiento de un innovador proyecto entre la U. de Chile y EcoMetales, que permitirá contribuir a la estabilización del arsénico como escorodita, la forma más estable de disposición de este compuesto tóxico, de acuerdo con el estado del arte.

Pero la baja en las leyes de cobre y el alza en las de arsénico de los yacimientos de este mineral a nivel mundial harán aumentar la presencia de esta impureza en residuos y productos. Con normas ambientales que regulan el arsénico cada vez más estrictamente ¿cómo acelerar y asegurar su eficiente disposición?

EcoMetales es una empresa filial de Codelco que actualmente posee la planta más grande del mundo para el tratamiento de polvos de fundición y estabilización de arsénico como escorodita, utilizando para ello una tecnología desarrollada y patentada en Chile por la propia empresa.

Uso de extremófilos

En un innovador proyecto, adjudicado en el marco del “Primer concurso de investigación tecnológica en minería” de FONDEF, el Centro de Biotecnología y Bioingeniería (CeBiB) y la empresa EcoMetales, se buscará microorganismos de ambientes extremos capaces de oxidar arsénico con miras a –una vez descubiertos- estudiar su optimización. Luego, se analizaría la forma de complementar con esta biotecnología el proceso actual de estabilización de arsénico en forma de escorodita.

“Contamos con una vasta experiencia en el estudio y modelamiento de extremófilos en distintas aplicaciones. Estos usos tendrían la gran ventaja de permitir una reducción en los costos operacionales al tener que usar menor cantidad de compuestos químicos y con ello, además, se reduce el impacto ambiental”, señala el doctor Juan Asenjo, Director de CeBiB en U. de Chile.

Cristina Dorador, investigadora titular de CeBiB de la U. de Antofagasta, señala que ya están en estudio una serie de extremófilos con estas y otras capacidades.

Por su parte, Iván Valenzuela, Gerente General de EcoMetales, afirma que “la minería a futuro deberá contar con nuevas y mejores tecnologías para cumplir a cabalidad las exigencias ambientales y sociales de la industria en materia de tratamiento de residuos”. La tecnología de EcoMetales ya cumple esta meta, agrega el ejecutivo, pero el desafío es ir siempre ir un paso más adelante buscando soluciones —como la que se investigará con CeBiB y el Instituto de Dinámica Celular y Biotecnología (ICDB)— para minimizar la generación de residuos a través de bioprocesos más eficientes.